Alergias

Se acerca la primavera y con ella, los problemas de salud para quienes sufren alergias primaverales.

¿Pero qué es en realidad una alergia?

Según el Ministerio de Salud Pública, la alergia es una susceptibilidad especial de algunas personas que hace que respondan de una forma exagerada a uno o varios elementos externos, llamados alérgenos.

Los causantes de las alergias pueden ser ciertos alimentos, los pólenes, los productos químicos (inclusive algunos medicamentos), el pelo de ciertos animales, los mohos, los ácaros, las picaduras de insectos, y en general cualquier sustancia capaz de desencadenar una respuesta en nuestro sistema inmunológico.

Es, en definitiva, un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Y como tal, no debería ser considerado nocivo. El problema surge cuando, en las personas alérgicas esa respuesta es exagerada y se acompaña de una serie de reacciones físicas y químicas que son las responsables de esos síntomas tan molestos.

Los síntomas pueden ser muy variados y van desde un simple picor de nariz o de ojos, hasta problemas respiratorios graves que podrían causar la muerte. Aunque lo más habitual es que este tipo de dolencias sean de carácter leve.

 

La alergia al polen: 

La alergia al polen o “polinosis” es una enfermedad caracterizada por síntomas que afectan a ojos, nariz y pulmones y que se presenta normalmente en la primavera y el verano. Aunque parezca contradictorio es más frecuente en la población que vive en ciudades ya que la polución aumenta el efecto alergénico del polen.

El polen está formado por las células masculinas del aparato reproductor de las plantas con flor. Son partículas de tamaño microscópico. También muchos árboles, y hierbas de poca altura como las de las praderas o el césped de los parques, tienen tipos de polen pequeño, liviano y seco aptos para diseminarse con las corrientes de aire. Éstos son los que con mayor frecuencia desencadenan síntomas de alergia.

Cada especie de planta tiene un período de polinización que no varía considerablemente de un año a otro. Sin embargo, las condiciones meteorológicas pueden afectar la cantidad de polen en el aire en un momento dado.

Los pólenes alergénicos varían según la vegetación y el clima. En general los pólenes de los árboles son los predominantes durante el invierno y principios de la primavera, los pólenes de las gramíneas durante la primavera y los de las malezas durante el verano y otoño.

La reacción alérgica al polen, suele caracterizarse por estornudos, picor, congestión, secreción y obstrucción nasal. También provoca inflamación en los ojos (conjuntivitis), picor de paladar, de garganta y de oídos.

Si se ven afectados los pulmones se produce tos, dificultad para respirar, sensación de opresión torácica y pitidos.

El clima puede influir en los síntomas de la polinosis. El tiempo cálido, seco y con viento favorece una mayor distribución del polen y, en consecuencia, produce mayores síntomas alérgicos.

Prevención

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social nos da una serie de consejos para prevenir los síntomas de este trastorno que, cada vez más, afecta a nuestra vida cotidiana:

  • Mantener las ventanas cerradas por la noche para prevenir que entre el polen en la casa. Si es necesario, usar aire condicionado que limpia, enfría y seca el aire.
  • Minimizar la actividad temprano en la mañana porque generalmente el polen se emite entre las 5-10 a.m.
  • Mantener las ventanas del automóvil cerradas al viajar.
  • Procurar estar en interiores cuando el recuento de pólenes sea alto.
  • Tomar vacaciones durante el período de mayor intensidad de la temporada de polen a una zona con menos polen, como la playa o el mar.
  • Tomar los medicamentos recetados por su médico, de forma regularmente y a la dosis recomendada.
  • No tomar más medicamentos de los recomendado con el objeto de disminuir los síntomas.
  • No cortar el césped ni permanecer cerca cuando esté recién cortado; el corte del césped agita el polen.
  • No colgar sábanas ni ropa a secar al aire libre. El polen puede acumularse en ellas.

 

Estos sabios consejos a veces no resultan fáciles de seguir, pues nuestra vida cotidiana nos presenta exigencias y situaciones a veces complejas. Lo que es indiscutible es que las personas afectadas por estos procesos alérgicos estacionales o no, sufren unos síntomas que en ocasiones interfieren con el normal desarrollo de sus actividades cotidianas o de ocio.

Para comprender el mecanismo que hace que nuestros anticuerpos se disparen contra cualquier alérgeno, y para enseñarnos las formas más naturales de evitar y tratar este problema que afecta a tantísima personas en los últimos tiempos, los Laboratorios Natur Import nos ofrecen una conferencia gratuita que, como siempre, será amena y muy instructiva.

Conferencia gratuita: ALERGIAS

¿Cuándo? Viernes 5 de Abril a las 19:00 horas

¿Dónde? En nuestra Aula Cibeles: Calle Mónaco 56, Európolis, Las Rozas, Madrid.

Plazas limitadas. Para poder asistir, solo te pedimos que reserves tu plaza enviando un correo a reservacursos@aulacibeles.com o comunicándonoslo a los teléfonos 607 990 938  o  646 637 817.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *