Impacto ecológico del clic

¿Sabíais que cada vez que envías un WhatsApp, publicas en Facebook o retuiteas alguna información se produce un impacto ambiental? ¿Te has planteado alguna vez ayudar a reducir dicho impacto que se produce a golpe de clic?

Aunque no seamos conscientes de ello, para que los buscadores, redes sociales o servicios de mensajería on-line puedan atender nuestras innumerables solicitudes a tiempo real, necesitan gigantescos servidores dónde almacenar la información. Estos servidores ocupan grandes extensiones de terreno en nuestro planeta. Y a su vez, la energía que consumen estos servidores se traduce en cada vez mayores emisiones de CO2 para la atmósfera.

Está en nuestras manos intentar hacer un uso más racional de estas herramientas y echar una mano al medio ambiente. Simplemente si cada uno de nosotros redujese una de sus búsquedas, publicaciones o mensajes al día, la mejora podría ser notable.

Las grandes empresas tecnológicas también se están dando cuenta de la huella ecológica que están dejando en nuestro planeta. Por ello, están intentando paliar este “efecto secundario” con planes de acción basados en la integración de energías renovables como fuente de alimentación para la gran multitud de servidores que poseen.

 

¿Pero cómo podemos ayudar nosotros a minimizar el impacto medioambiental de nuestra navegación por Internet?

 

1.- Concienciando a quienes te rodean para que sepan que su uso de la red conlleva un impacto medioambiental negativo.

 

2.- Reduciendo el número de búsquedas.

 

3.- Aprendiendo a racionalizar las búsquedas haciéndolas más eficientes. Hay muchos trucos que puedes usar para que tus búsquedas produzcan mejores resultados. He aquí algunos de ellos:

 

  • Utilizar palabras concretas. Por ejemplo, no es lo mismo escribir “cine europeo” que “historia del cine europeo”. Cuanto más acotes lo que buscas, obtendrás mejores resultados y podrás reducir el número de clics, yendo directamente al tema que te interesa.

 

  • Busca frases exactas. Si lo que te interesa es un artículo o información en el que sabes aparece una frase específica, búscala de forma literal, o incluso entrecomíllala.

 

 

  • Dale mayor importancia a una palabra poniendo delante el signo “+”. Por ejemplo, si buscas recetas vegetarianas y veganas pero te interesan más las veganas, pon el signo de + delante de la palabra veganas y le darás prioridad a los resultados en los que aparezca dicha palabra.

 

  • Busca por tipo de archivos específicos. Si lo que buscas es una imagen png de un árbol no busques imágenes de árboles sino “png árbol” y filtrarás de forma mucho más eficientes los resultados.

 

 

  • Si conoces la página web donde está la información que buscas escríbela en tu búsqueda. No es lo mismo poner “noticia incendio California” que poner “incendio California New York Times”. Esta última opción te dirigirá a resultados publicados por el periódico que a ti te interesa.

 

  • Puedes además, buscar de forma automática una traducción que necesites, hacer un cálculo de cambio de moneda o encontrar una definición directamente en el proceso de tu búsqueda sin necesidad de abrir el traductor, una página de cambio de moneda o un diccionario. ¿Cómo? Pues escribiendo en el buscador “traducción de slow”, “1200 euros a dongs” o “definición de sinople”. Obtendrás la respuesta en el mismo pantallazo de resultados de búsqueda y no tendrás que hacer otro clic.

 

 

4.- Evitando compartir contenido sin sentido, evitando reenviar cadenas e información de forma masiva. Hay muchas personas que no gustan de recibir mensajes masivos del tipo cadenas, pues respetemos su postura y evitemos generar un impacto medioambiental innecesario.

 

5.- También podemos instalar en nuestros ordenadores un buscador eco. Hay buscadores ecológicos que ayudan a paliar este problema: Ecosia, por ejemplo es un buscador que trabaja junto con Bing. Dona aproximadamente el 80% de sus ingresos a diferentes asociaciones sin ánimo de lucro que se dedican a la plantación de árboles en distintos lugares del planeta. Tiene como objetivo plantar mil millones de árboles antes de 2020.

 

Como vemos, hay muchas acciones que podemos poner en marcha para proteger el medio ambiente en todos los ámbitos, incluso en el uso de las nuevas tecnologías. Si todos aportamos nuestro granito de arena, conseguiremos que la defensa del planeta y la concienciación sobre la necesidad del consumo responsable sea un clamor que se extienda por el mundo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *